Home / De todo un poco / Los problemas más frecuentes de los coches
Peugeot-308_2014_1024x768_wallpaper_02

Los problemas más frecuentes de los coches

Todas las partes de un coche son importantes, cada una de ellas cumple una función específica. Sin embargo cuando hablamos de la unidad de potencia o motor, podríamos estar tocando una de las partes de mayor importancia y delicadeza del coche, también la que si se daño nos saldría más costosa en la reparación, por lo que es muy recomendable estas al pendientes para saber cómo evitarlas y de cualquier cambio que sintamos para consultar con un mecánico capacitado de confianza, para que haga la revisión y de ser necesario repara la avería, si ha de presentarse.

Los problemas que un coche puede presentar en el motor de manera común, pueden ser de diversos tipos. Suelen generar bastantes problemas e incomodidades, sin importar lo pequeñas que sean, ya que el motor es fundamental para el funcionamiento del coche.
Para evitar los problemas comunes que tenemos que estar al tanto en el motor de un coche están los siguientes:

Cuadro de mando

Todos los coches cuentan con diversos mecanismos que han sido debidamente interconectados para dar aviso de las averías, estos suelen ser conocidos como los “testigos luminosos”, y cuando se presenta alguna falla, que es detectada al encender el coche. Al momento de encender el coche se pueden ver las luces en el tablero encenderse y luego apagarse normalmente, si alguna permaneciera encendida (testigo luminoso), indicaría que hay un problema en el coche.

Hay sensores que de manera permanente se encargan de buscar las anomalías en el motor del coche, estos seria los más comunes tales como:

El nivel del aceite, la presión de aceite, el Check Engine. Existen otros pero estos simplemente no pueden fallar y te diremos porque.

El nivel de aceite: si el motor se presentan un bajo nivel de aceite y el sensor no indica, por lo que no nos damos cuenta, se presentaría uno de los problemas más comunes en el motor de un coche, por lo que el sensor indica que la cantidad de aceite está por debajo del nivel correcto o que algo no está bien.

Si el motor de un coche se queda sin aceite, las piezas dejan de lubricarse y empiezan a rozar entre sí deteriorándose, pudiendo alcanzar temperaturas inadecuadas en las piezas, y presentar daños mayores en el motor, lo que puede salir bastante costoso.

La presión de aceite: antes de prender el coche, el aceite se encuentra a una temperatura más baja, al encender la bomba es la encargada de impulsarlo con una fuerza mayor.

Cuando el coche está en avance, el aceite empieza a calentarse y no requiere de una presión tan fuerte. Si este mecanismo se descompensa o existe una presión muy baja o muy alta, los problemas que pueden presentarse son bastante graves, ya que la cantidad de aceite que llega al motor no es la adecuada y podrías presentarse serios problemas como en el caso anterior.

El Check Engine: este indicador podemos observarlo al encender el coche, es un indicador muy amplio, ya que puede indicar desde que dejamos la tapa del combustible abierta, hasta los problemas más graves de un motor, incluyendo problemas del sistemas de contaminación. Son distintas indicaciones, por lo que al encenderse hay que estar al tanto y mandar el coche a revisión, antes de que todo empeore.

Si el coche es conducido por un largo camino con la luz Check Engine encendida, la falla puede hacerse mayor y podemos quedarnos varados y el coste de la reparación y de la grúa es mucho mayor.

Coche inestable

Los motores de los coches han sido diseñados para que funcionen suavemente, de manera que en el desplazamiento del coche no se note el motor, porque si se nota que el motor se agita o se sacude, meterles ojo porque seguramente requiere de una pronta revisión.

Igualmente, si notamos que el coche acelera sin que pisemos el acelerador. Esto suele suceder mucho cuando existe un problema en el motor.

Este tipo de cambios pueden notarse cuando el problemas se relaciona con las bujías (pueden tener desgaste), también puede deberse a que hay una obstrucción e el filtro del combustible, puede estar chupando aire por una grieta, o puede
estar gastado. Por eso hay que hacer los cambios pertinentes al tiempo que el manual indique.

Para evitar todos estos problemas que pueden parecer sencillo, es mejor que un mecánico confiable haga la revisión y le haga un mantenimiento al coche por lo menos una vez en el año. Claro que por ello no vamos a dejar de prestar atención a lo que el coche indique y tomando en cuenta las exigencias que pedimos al coche, evaluar cada cierto tiempo el motor.

Las explosiones

Podemos notar ciertas explosiones cuando se anticipa el encendido del combustible en la cámara de combustión; y desde dentro del coche podemos escucharla así sea pequeña. Esto puede indicar que hay detonaciones dentro de los cilindros en el motor.

Lo que podría ser un indicador que los pistones están fallando y empiezan su deterioro, lo que suele salir bastante costoso en la reparación, ya que para solucionar el problema, el motor debe sacarse por completo de coche.

Si por otro lado, aparece u sonido parecido a un chirrido, puede ser el sistema de arranque el que está presentando problemas, o la correa de distribución que se encuentra desgastada o reseca y que hay que estar al tanto antes de que se agrave.

En otro punto, si sentimos vibraciones en los cambios, puede haber un problema en la transmisión o en el motor, podrían estar fallando algunas cosas como el embrague, el volante de inercia, la caja de cambios, los cojinetes, entre muchas más. Como ya sabrán e coche es un equipo muy complejo.
Por supuesto que un coche con un motor con kilometraje genera ruidos, lo que tenemos que tener en cuenta es que cuando el ruido ya no es normal, el coche debe ser revisado por un mecánico.

El humo

Esta es una señal a la que hay que estar muy pendiente, el color del humo puede indicarnos un desgaste en los pistones, o los inyectores, lo que puede convertirse en un gran problema si no se lleva al mecánico.

Los olores
Cualquier olor extraño, fuera de lo normal, indica que algo pasa. Por lo general suelen ser bastante fuertes dentro del coche, puede que los residuos de alguno de los fluidos se estén filtrando hacia el interior del coche. También que alguno de los componentes este presentando fallas, como alguna correa o goma, lo que olería a goma quemada o cable quemado si se trata del cableado de alguno de los componentes.
Cualquier olor no hay que dejarlo pasar, la visita al mecánico debe ser inmediata.

Acerca de Lorena Gonzalez

Soy una Joven blogger apasionada de las redes sociales. Me encanta escribir sobre todo tipo de temas y en especial de automoción

Esto te puede interesar

limite-dgt-2019-840x480

Nuevas multas por superar los 90 km/h en carreteras convencionales

El  pasado 29 de Enero entró en vigor la nueva normativa de la DGT la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Simple Share Buttons