Home / De todo un poco / Cómo funciona, tipos y averías comunes en el embrague
kit-de-embrague

Cómo funciona, tipos y averías comunes en el embrague

El embrague es una de las piezas clave del coche. Si quieres saber en qué consiste su funcionamiento, los tipos que hay y las averías más comunes toma nota. Pues bien lo primero aclarar que el embrague es un mecanismo que une o separa dos ejes esta separación debe efectuarse tanto si los ejes están en movimiento como si están parados. En nuestros coches, este elemento tiene como función transmitir el movimiento que proviene del motor a nuestras ruedas a nuestra voluntad.

Éste es muy necesario ya que para iniciar el movimiento de nuestros coches hay que transmitir el par del motor a bajo régimen de una forma progresiva por resbalamiento mecánico o viscoso hasta que consigamos el acoplamiento completo.

Funcionamiento del embrague

embraguePor lo que respecta al funcionamiento del embrague decir quee es muy sencillo. El objetivo no es más que el acoplamiento o desacoplamiento del movimiento del motor con el de las ruedas por medio del cambio de marchas.

Hay que tener en cuenta que en el desembragado, momento en el que pisamos el pedal, desplazamos el collarín hacia el interior presionando las pastillas, éstas, al girar sobre la articulación, vencen la resistencia de los muelles separando el disco de embrague del volante motor, dejando de transmitir movimiento a la caja de cambios, permitiéndonos cambiar de marcha.

Cuando embragamos, los propios resortes del plato de presión, son los que nos van a acoplar el disco de embrague al volante motor, sin que tengamos que hacer nada más.

Su mecanismo se basa en la transmisión de energía que comunica a una turbina cuando subimos de revoluciones el motor. Generalmente está formado por dos coronas giratorias, provistas de unos álabes. Es muy importante preservar en todo momento el buen funcionamiento de esta parte del coche ya que sus reparaciones son bastante costosas.

Tipos de embragues

En cuanto a los tipos de embragues encontramos diversos tipos.

  1. Embragues hidráulicos. Estos embragues se basan en un funcionamiento en el que al presionar el pedal, se permite el paso del fluido a través de la bomba principal hacia el cilindro auxiliar. Éste ejerce presión sobre el émbolo, en contacto con la horquilla, y hace que funcione embrague.
  2. Embrague electromagnético. Está conformado por una especie de corona adherida al volante del motor y un disco de hierro unido a través de un estriado, a la transmisión, reemplazando el disco del embrague.

¿Por qué se avería un embrague?

Los embragues tienen que soportar el desgaste que supone arrancar y parar el coche. Habitualmente esto puede ir asociado a una serie de problemas relacionados con desgastes, vibraciones o ruidos extraños en el embrague pero estas nos serían las únicas causas.

También los factores externos son importantes. Y es que existen otros agentes externos que pueden ayudar a que se estropee el embrague. Entre estos agentes externos encontramos aceite del motor o de la propia transmisión; problemas con el sistema hidráulico que es el encargado de accionar el embrague, que haya un cable en mal estado o roto, posibles ruidos producidos por cojinetes y/o casquillos en mal estado, etc.

Averías más comunes

Si notamos que el embrague patina

Si notamos que el embrague patina esto puede ser porque se ha producido un desgaste de los forros, por mantener el pedal pisado de más, por posibles fugas de aceite de un retén de cigüeñal o caja de cambios por tener un volante motor bimasa de mala calidad o porque estemos ante una excesiva temperatura de trabajo de los forros del embrague.

Si notamos vibración en el embrague

Si notamos vibración en el embrague esto puede ser por una mala alineación entre chasis y caja de cambios porque las juntas estén desgastadas porque tengamos los montantes de motor y la trasmisión sueltas, por la falta de pasadores del volante o por tener la tapa de embrague suelta.

Si notamos ruidos en el embrague

Si notamos ruidos en el embrague en el caso de que sean ruidos internos esto sería por un desgaste o defecto del cojinete del eje primario, porque el cojinete de embrague está defectuoso, por rodamientos mal engrasados, por tener el eje primario desgastado, por una mala instalación del disco, porque el retén del cojinete dañado, porque los pernos del volante sueltos o porque hay estrias del disco dañados.

En el caso de que los ruidos que notemos sean externos esto sería porque se ha producido un ajuste del sistema de liberación incorrecto, porque los ejes de transmisión están desgastados, porque se ha producido un montaje motor-caja erróneo porque el cableado está quebrado o porque los componentes del pedal están desgastados.

Si notamos que el embrague no termina de desembragar

Si notamos que el embrague no termina de desembragar, es decir que le cuesta pasar de punto muerto a marcha o simplemente notamos que el motor llega a pararse cuando estamos casi llegando a parar. Entonces quizá estemos ante un problema relacionado con el cable. Podría ser que el cable esté defectuoso o quebradizo o que el cilindro maestro del embrague esté desgastado.

Qué se debe hacer

Antes de proceder a cambiar el embrague lo primero será es examinar las piezas viejas para ver lo que podría haber causado que fallen. Si vemos el embrague empapado en aceite, tendremos que identificar dicha fuga antes pensar en instalar un nuevo embrague.

En el caso de que las láminas de un embrague de diafragma presenten un gran desgaste, puede deberse a varias causas como. Desde que no se haya instalado el collarín correctamente a que el sistema hidráulico no sea totalmente retráctil, el cable de liberación se pegue, el auto-regulador está mal ajustado o defectuoso, o a que hayamos mantenido el pie en todo momento pisando el pedal del embrague.

Si por el contrario observamos que las láminas del diafragma se usan de manera desigual, significa que el embrague estaba deformado cuando se instaló porque no se realiza un apriete uniforme de la tapa en el volante.

En la placa de presión a menudo se muestran marcas de vibraciones en el lado opuesto el desgaste dedo en el diafragma.

Acerca de Lorena Gonzalez

Soy una Joven blogger apasionada de las redes sociales. Me encanta escribir sobre todo tipo de temas y en especial de automoción

Esto te puede interesar

coche-inundado (1)

Cómo actuar si mi coche es víctima de las inundaciones

Con la llegada del otoño, como hemos podido comprobar recientemente, las lluvias son frecuentes y las inundaciones …

2 Comentarios

  1. Hola buenas mi problema es que el embrague se me quedó más balndo y no le entran los cambios me gustaría saber qué puede ser

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Simple Share Buttons