Home / De todo un poco / Evitar multas por exceso de velocidad sin avisadores de radar
Helicóptero Pegasus

Evitar multas por exceso de velocidad sin avisadores de radar

Es un hecho en la actualidad que cada vez son más las ‘soluciones’ que ayudan a los conductores a identificar radares con la intención de evitar multas por exceso de velocidad.  Todos estamos al corriente de que desde hace ya tiempo se prohibieron los inhibidores y detectores de radar , por interferir y detectar en la señal de los dispositivos que utilizan los agentes de Tráfico.      Y ,hoy en día, uno de sus principales objetivos es prohibir los avisadores de radar y controles.

Entre las últimas incorporaciones de la DGT para intentar que los conductores no excedan los límites de velocidad estipulados se encuentran los radares Velolaser, con un tamaño tan mínimo que son capaces de pasar prácticamente desapercibidos.

Está claro que lo mejor para evitar multas por exceso de velocidad es, por supuesto, circular a la velocidad adecuada, según las condiciones del tráfico y  siempre por debajo de los límites.                  Pero también es cierto que todos nos hacemos las siguientes preguntas: ¿Se pueden detectar los controles de velocidad móviles? ¿Cómo podemos ser capaces de localizarlos?          Lo principal para ello es conocer y saber localizar los radares a los que tenemos que enfrentarnos.

Un caso bastante habitual de ‘radar oculto’ son  los denominados ‘coche patrulla’.Se trata de vehículos de la Guardia Civil o de las policías locales equipados con un sistema de radar. Los modelos más utilizados para esto suelen ser monovolúmenes y, por lo general, en los nuevos modelos tanto el radar como el flash están integrados en el frontal del coche y son difíciles de detectar a simple vista.  Además, pueden también emplear otro radar ubicado en el techo junto a la sirena, que te ‘cazará’ una vez que lo hayas sobrepasado. Lo más habitual es que estén parados, por ejemplo, en arcenes, en las aceras o tras las marquesinas.

Radares

Por otro lado nos encontramos con los ‘radares de trípode’. Los cuales cuentan con una gran facilidad para ocultarse pues ocupan muy poco espacio ya que van instalados simplemente sobre un trípode, por ejemplo,fijados al guardarraíl, tras vehículos…   ¿Y cómo actúan? Lo más habitual es que te ‘cazen’ cuando pasas frente a ellos sobrepasando la velocidad. Están orientados hacia la carretera y emiten dos rayos luminosos de láser en paralelo que miden el tiempo que tardas en cruzarlos.

Son bastante complicados de localizar, ya que se pueden esconder con mucha facilidad y muchas veces ni verás que te han ‘cazado’. Aún así, lo más habitual es que estén colocados detrás de setos o puentes o sobre ellos, tras los guardarraíles, detrás de marquesinas de autobuses… Por lo que podremos desconfiar si vemos algún vehículo aparcado en el arcén ya que puede que cerca esté situado el mismo trípode.

Podríamos hablar también de los radares en forma de ‘Pistolas láser’. Estos pueden ser utilizadas de dos maneras: bien empuñada con la mano por un agente o bien apoyada sobre un trípode. Con ella se mide la velocidad de cada coche. ¿Cómo funcionan estás pistolas láser? Orientadas hacia la carretera, te pueden ‘cazar’ de frente o una vez las hayas sobrepasado, ya que envían un rayo láser hacia el vehículo y calculan su velocidad midiendo el tiempo que tarda en volver el rayo de láser hasta la pistola.  En el caso de que estén situadas en el trípode, son un poco más complicadas de localizar.

Los radares más difíciles de visualizar para evitar multas

La DGT también dispone de los denominados ‘Helicópteros Pegasus’ en los que se adapta un radar desarrollado con tecnología militar el cual puede medir la velocidad de cada vehículo desde el aire.  Esto es posible gracias a que cuenta con una cámara panorámica, que graba al vehículo en vídeo, y otra que fotografía su matrícula. El ‘Helicóptero Pegasus’ sobresale de los demás ya que es capaz de medir velocidades de hasta 360 km/h . Por lo tanto, es más complicado distinguirlo pues suele volar a mucha altura , pero lo que mucha gente desconoce es que necesita seguir al vehículo durante un mínimo de nueve segundos para calcular su velocidad media y,además, no actúa ni de noche ni con mal tiempo.

Y otra de las pregunta que nos hacemos todos es: ¿Los radares móviles tienen que estar señalizados? Y la respuesta es: no. Los que actúan sólo cuando detectan un exceso de velocidad no tienen por qué. Sólo tienen que estar obligatoriamente señalizados los radares móviles que graban de manera continua el tráfico.
Por ello, destacando por ser con el que más podemos cruzarnos en nuestro día a día, nos encontramos con los coches camuflados . Se trata de  coches ‘de calle’ equipados con un sistema radar que suelen estar estacionados  al borde de la carretera, por ejemplo en el arcén, pero también podemos encontrarlos aparcados detrás de puentes, a las salidas de los túneles, tras los setos de las medianas… La función que éstos desarollan se basa en circular dentro límite de la velocidad permitida o ligeramente por debajo, para ‘cazarte’ cuando les adelantas. 

Los modelos de coche que más utilizan para desarrollar esta función de coche camuflado suele ser: Nissan Qashqai, Mercedes clase C ,Toyota Avensis, Opel Insignia, Peugeot 308, Citroën C5 ,Ford Mondeo y Focus, Seat Exeo y Altea, Renault Mégane… y entre los colores de coche que más suelen utilizar se encuentran el color plata, el blanco, o el gris.

Os aconsejamos para evitar multas instalar un detector de radares que nos ayudará a identificarlos a lo largo del trayecto

Espectaculares imágenes por el Helicóptero radar de la DGT. Estos conductores no han podido evitar multas.

Acerca de Sandra Audioledcar

Esto te puede interesar

coche-inundado (1)

Cómo actuar si mi coche es víctima de las inundaciones

Con la llegada del otoño, como hemos podido comprobar recientemente, las lluvias son frecuentes y las inundaciones …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Simple Share Buttons